Hemos tenido el privilegio de poder juntar a dos grandes atletas españoles, cada uno, referente en su deporte. Estamos hablando, nada más y nada menos, que de Tòfol Castanyer, con muchas victorias en su palmarés como atleta de montaña, dónde cabe destacar la primera posición en CCC en Chamonix, segundo clasificado en la UTMB y en la UP (Ultra Pirineu) … Y por otro lado, Martín Fiz, Campeón del mundo de maratón, entre otros títulos y que todavía está compitiendo a muy alto nivel en la categoría master, dónde parece que no se le resiste ningún record de España de los que intenta batir.

Ambos atletas, que siguen activos en sus respectivas disciplinas nos van ha hablar de qué a supuesto para ellos dejar de ser atletas profesionales, cuáles han sido sus motivaciones durante tantos años compitiendo a un alto nivel, o qué son para ellos las redes sociales. Así que vamos, sin más dilaciones, a aprender de sus vivencias.

¿Cómo afrontáis cada etapa competitiva? Desde los inicios hasta la actualidad.

Martín Fiz (MF): Soy una persona muy competitiva y cada vez que salgo a correr me gusta darlo todo. Ahora sigo estando muy competitivo pero es obvio que ya no voy a mejorar mis registros de  joven, pero sigo estando competitivo y correoso, sólo he tenido que adaptar mis objetivos al envejecimiento. Cuando era joven competía contra todo lo que se moviese, lo importante para mí era llegar el primero o en su caso, hacer pódium. Ahora, veinte años después he logrado adaptarme a mi edad y mis retos pasan por superarme a mí mismo y dominar en la categoría de Master. El exatleta de elite que no sepa adaptarse terminará por dejar de correr.

Tòfol Castanyer (TC): Creo que en las diferentes etapas deportivas de mi vida siempre he intentado ser consciente de las posibilidades reales que tengo en cada momento , pero sin perder ,todavía a día de hoy, el espíritu competitivo

¿Qué importancia dais ahora a los resultados y qué cuál antes? ¿Qué es lo que más valoráis?

MF: Siempre sueño con grandes retos: Six Majors, record mundiales de veteranos…. Le doy mucho valor a los resultados porque desde muy pequeño he mamado el lograr grandes resultados. Me encanta la lucha contra el cronometro y ese  olor que suscita la competición, olor a crema antiinflamatoria. Antes lo único que valía era la superación y superar a tus rivales y si no lo lograba me afectaba mentalmente. Ahora intento hacerlo lo mejor posible y si no logro lo propuesto no pasa nada porque lo importante cuando se van cumpliendo años es seguir soñando con intentar nuevos retos, pero que estos retos sean personales y que no te crean ningún trauma.

TC: Como he dicho intento seguir siendo competitivo, pero supongo que ahora no solo priorizo marcas o victorias sino también disputar pruebas que me motivan y donde disfruto en ellas.

¿Qué es lo que hace que sigáis motivados para entrenar cuando lleváis más de 30 años en vuestro deporte?

MF: Pasión. Talento. Hay vida cuando se van cumpliendo años y con más de cincuenta tacos quiero expresar a la gente que si hay ilusión, motivación y te planteas retos personales, hay vida después de algo…

TC: Supongo que ahora el deporte ya es una necesidad diaria, los quilómetros diarios por la montaña ya es casi mi terapia. La motivación creo que ya la tengo interiorizada y ver si aun puedo rendir con los más jóvenes en pruebas importantes, es lo que me mueve.

¿Cómo les ha cambiado el cuerpo en los años?

MF: La verdad es que me ha cambiado bastante. Cuando tenía 25 años pesaba 58 kilogramos, veinticinco años después mi peso es de 54 Kg. Antes mi masa muscular era mayor de la que tengo ahora, según he ido cumpliendo años y sobre todo a partir de los 45 años, he ido perdiendo musculatura y el musculo pesa más que la grasa. Qué ha ocurrido en mis entrenamientos? Ahora hago ejercicios de fortalecimiento y mi dieta es más proteica.

TC:   Pues aparte de lesiones crónicas por el desgaste, creo que de peso debo estar muy similar a hace 20-25 años, una de las diferencias mas grandes seria que antes hacia carreras mas cortas y a ritmos mas rápidos y ahora hago carreras más largas y lentas.

¿Cómo se han adaptado a estos cambios y si han cambiado las estrategias de correr.

MF: Me he adaptado bastante bien pero no ha sido fácil. El talento está ahí, sólo hay que entrenar para poder mantener una buena forma física. El entrenamiento ha cambiado considerablemente, antes era capaz de encajar cuatro o cinco entrenamientos seguidos de calidad, ahora le doy más importancia a la recuperación. Después de un entrenamiento de calidad necesito dos días de recuperación activa. Antes entrenaba por sensaciones, ahora lo hago con pulsímetro, tengo que controlar mi ritmo cardiaco y los pulsímetros son vitales para controlar los parámetros. La estrategia en carrera también ha cambiado, intento ser más paciente, es decir ritmo muy continuado y con pocas aceleraciones.

TC: Como decía, los entrenos se adaptan a estas carreras más largas. Una de las incorporaciones a los entrenos de estos últimos años, ha sido potenciar más el condicionamiento físico y el trabajo de fuerza en gym.

¿Post atleta de élite: El paso de élite a un nivel más bajo de rendimiento como os afectó personalmente? ¿Tuvisteis problemas de ansiedad, fue por el fenómeno burnout? ¿Cómo se gestiona todo esto?

MF: Para mi no fue ningún problema el paso de atleta de elite a atleta popular. Me retire del atletismo de elite sabiendo que ya lo había dado todo y que el atletismo me lo había dado todo. En el atletismo popular busca encontrarme bien conmigo mismo, necesito el atletismo para domar la fiera que llevo dentro, para mí correr es más una terapia mental que creerme que soy el Martín Fiz de los años jóvenes. Correr es mi refugio para sentirme bien, mentalmente y físicamente.

TC: La verdad que no, como decía me sigue motivando ver si aun soy capaz de seguir rindiendo en las pruebas largas (ultras). Solo intento concienciarme de que los jóvenes van muy fuertes de ritmo y son complicados de seguir.

¿Como evolucionado su deporte desde que empezaron hace 20 años: Número de licencias, material que se llevaba antes vs ahora ..

MF: Muchooooo. Mira, hace 30 años yo practicaba atletismo. Diez años después la gente empezó a practicar jogging y ahora el atleta que corre dice que es un runner.

Antes no sabíamos si nuestra pisada era pronadora, supinadora o neutra. Ahora tenemos calzado especializado.

Antes no sabíamos la distancia que recorríamos, ahora con los relojes GPS sabemos la distancia que hemos recorrido y a la velocidad que lo hemos ido.

Antes corrían 10 mujeres y ahora corre un millón de mujeres.  El cambio ha sido brutal pero hay que decirlo, a mejor.

TC: Hace 20 (o 35años) cuando empecé en Atletismo, las carreras de montaña, mi deporte, creo que ni existía en el estado español. El boom de las carreras de montaña ha sido brutal, inimaginable hace 10-15 años.

Hablando de mujeres ¿Creéis que en algún momento conseguiremos igualar el porcentaje de mujeres y hombres en carreras, tal y como ya ocurre hace años en EEUU?.

MF: Pienso que por las urbes, parques y jardines ya se pueden ver el mismo porcentaje de hombres y mujeres corriendo, sólo falta incitarlas para que porten un dorsal y salgan a competir. En distancias cortas, menos de media maratón, ya se ha equiparado, pero en maratón la transición en pasarse de distancia será más costosa. Bajo mi punto de vista, en unos años pasará como en el Maratón de Chicago, en España habrá tantas mujeres como hombres corriendo maratones.

TC: Creo que de cada vez habrá más igualdad en cifras entre hombres y mujeres, y también estoy seguro que los niños tienen mucho más claro que los adultos esta Igualdad en el deporte.

Todo el mundo relaciona el correr con lesiones o desgaste a largo plazo. ¿Como lo habéis gestionado después de tantos años corriendo? ¿Creéis que podréis seguir corriendo manteniendo los dolores a ralla?

MF: No conozco corredor que no le duela algo y si hay alguno que no le duela nada o es que es de otro planeta o es que está muerto. Tengo una musculatura privilegiado ya que a lo largo de mi vida deportiva he padecido muy pocas lesiones y esto ha sido una de las causas que ha motivado mi éxito deportivo, no lesionarme. Cada atleta tiene una tolerancia al dolor y cada uno tiene que saber convivir con esos pequeños detalles. También es cierto que he cuidado mis hábitos saludables; alimentación, hidratación y sesiones de masajista y fisioterapeuta. En los pequeños detalles está el éxito y este es uno de ellos.

TC: En mi caso las lesiones crónicas, sobre todo en el tendón de Aquiles, hace tiempo que dan la lata, pero intento cuidarme y rodearme de los profesionales y amigos que me ayudan a gestionar estas lesiones, sobre todo con el trabajo de fuerza

Vemos que los corredores cada día son más profesionales y se preparan mejor. Hay aún algún aspecto que cree que tiene margen de mejora (alimentación, fisioterapia, psicología, planes de entrenamiento, eTC:) o ya está todo inventado?

MF: Parece que todo ya está inventado pero no. Estoy convencido que saldrá algo nuevo, sobre todo en lo que respecta a aspectos tecnológicos. Un calzado que no dañe la musculatura y que a su vez sientas que corres más rápido. Un reloj que te de unos parámetros para poder entrenar según el estado físico del deportista. Alimentación e hidratación personal. Estudios genéticos más avanzados. Estoy seguro que existe un margen de mejora para correr más rápido y más saludable

TC: Entiendo que cada día aparecen nuevas técnicas, nuevos estudios, nuevas ayudas que supondrán mejoras en el futuro

El tema del profesionalismo esta muy bien sobre todo con la implicación de nuevos sponsors. En montaña, soy de los que piensa que no todo lo que mueva al corredor debe ser la parte económica.

¿Cómo os ha afectado en las diferentes responsabilidades de la vida? Por ejemplo empezar a trabajar, el nacimiento de los hijos, más responsabilidad en el trabajo…

MF: Cuando era atleta de elite (Joven) vivía para el deporte: Comer, dormir y entrenar. Mi única responsabilidad pasaba por lograr victorias. Un poco egocéntrico, si. Pero el deporte de elite es así, sólo vale la victoria. Ahora soy un mortal más, voy a la compra, trabajo, hago vida social y entreno. La vida del “mortal” es agotadora pero así viven la mayoría de las personas deportistas. La vida como atleta popular me ha afectado el rendimiento deportivo pero está siendo compensado con mejor rendimiento mental.

TC: Pues siempre con la idea de hacer la máxima cantidad de combinaciones posibles para que cuando acaba el día tenga la sensación de haber podido cumplir con todas las obligaciones: familia , trabajo y entrenos

¿Cómo les ha ayudado el deporte de élite en el mundo laboral / empresarial?

MF: Ha sido algo sostenible. El deporte me ha ayudado a mí y yo le he dado mucho al deporte, pero en lo que respecta al mundo empresarial, el deporte es un arma constructora para poder integrarte en el mercado laboral. Competitividad, respeto, educación, después de un mal negocio, saber que hay que levantarse y continuar. Nada es fácil. Él o la que hace deporte, a la hora de desenvolverse en el mundo empresarial lo tiene más fàcil que una persona que nunca ha hecho deporte.

TC: Creo que desde hace tiempo todos los objetivos, tanto los deportivos como los laborales, me los tomo de la misma manera: intentar prepararme al máximo para rendir y cada objetivo, sea de trabajo o deportivo es la motivación para prepararme al máximo.

Ya para finalizar, ¿Qué valor la adjudicáis a las redes sociales y cómo os ha afectado a vosotros y a los atletas en general?

MF: La entrada de las nuevas tecnologías creo que ha afectado positivamente. Ahora tenemos mucha información, sólo hay un problema que esa información hay que saber gestionarla. La vida virtual crea muchos vacíos, es todo lo contrario a la vida real, esta rellena el tiempo que a veces se pierde con las redes sociales.

TC: Pues a mi las redes me han enganchado, alguna me gusta mucho (twitter), otras no tanto (facebook) pero no me ha supuesto ningún trauma adaptarme a las redes y a lo que pide la marca.

Muchas gracias Martín y Tòfol por habernos dedicado este rato tan agradable y dejarnos conoceros un poco más, además de darnos buenos consejos.

Sólo nos queda desearles a los dos que sigan teniendo muchos éxitos en lo personal y por supuesto en lo deportivo, ya que parece que para ellos no pasan los años.